NUESTRO EMAIL info@corazonymanos.org
LLÁMANOS AL 91 745 97 42
HAZ UNA DONACIÓN

UNA VIDA COMPLICADA

V.B. es una chica de origen peruano y aunque es muy joven, ya ha pasado por experiencias muy complicadas. Su madre decidió emigrar a España en busca de oportunidades cuando ella tenía dos años y la abuela se hizo cargo de su cuidado. Durante los siguientes 12 años V.B. fue creciendo en el hogar de la abuela, que trabajaba en el cuidado de personas mayores. Con 14 años V.B. vino a España para vivir junto a su madre.

Desde el primer momento la relación no fue buena. La madre había rehecho su vida junto a otra persona y no estaba acostumbrada a hacerse cargo de una menor, aunque ésta fuera su hija. A los 16 años V.B. abandonó los estudios y a los 17 se quedó embarazada. La madre la echó de casa y la abuela, que había desplazado su residencia a España previendo los acontecimientos, acogió de nuevo a su nieta. Para mayor fatalidad, V.B. fue agredida por el padre del bebé y con solo 18 años se convirtió en víctima de violencia de género.

La abuela es el único soporte económico y emocional de V.B. Viven en un piso compartido que pueden pagar con el sueldo que la abuela gana trabajando, desde 2018, como auxiliar de ayuda a domicilio. La situación de ambas llegó a ser tan complicada que V.B. sufrió una parálisis facial motivada por el estrés al que estaba sometida. Cuando la conocimos en Corazón y Manos, todavía le quedaban secuelas del incidente.

V.B. habla de manera pausada y con dulzura. Aunque su historia no es la propia de alguien de esa edad, sus ojos centellean como los de cualquier otra joven de 19 años, porque ella mantiene intacta la ilusión de lograr una buena vida para ella y para su hijo.

V.B. muestra interés y cualidades innatas para el cuidado de personas mayores. Ha crecido viendo cómo su abuela desarrollaba este trabajo y, desde que era muy pequeña, le acompañó y le ayudó en esas labores. Con estas habilidades y con su juventud,  hemos conseguido para V.B. un contrato de formación y aprendizaje de servicio de ayuda a domicilio. De esta manera, dispone de ingresos económicos mientras se forma en una profesión que le dará estabilidad en el futuro.

Hoy hemos acompañado a V.B. en su trabajo diario. Se afana para hacerse rápidamente con los usuarios; son personas mayores que necesitan tiempo para acostumbrarse a sus cuidados. Nos dice que se está adaptando muy bien. Se muestra contenta y feliz con la oportunidad. Todas las mañana se despierta con alegría sabiendo que por fin, tiene el timón de su futuro.

COMPARTIR